O Colégio

La alimentación adecuada es una parte importante en el crecimiento de los hijos, y la Escuela tiene un papel muy importante en la formación de buenos hábitos. En el Everest, estamos comprometidos con ese cuidado. Además de buscar un socio de calidad para la elaboración de las comidas, trabajamos constantemente para garantizar la buena higiene y los buenos modos a la mesa.

Una sana alimentación es esencial en todas las etapas de la vida, pero en cada una de ellas, las características son diferentes. En la infancia, la alimentación se dirige al crecimiento de huesos, piel, músculos, órganos. Los niños juegan, brincan, aprenden a leer y escribir – por todo eso una alimentación balanceada es imprescindible; se necesita energía para todas estas actividades. Es también en esa época que se forman los hábitos alimenticios, o sea, que "se aprende" a gustar o no de ciertos alimentos.

La Escuela juega un papel de gran importancia en la formación de los hábitos alimentarios de los alumnos. En el intervalo entre las clases y el comedor, la profesora presenta varios alimentos a los niños. Con recetas que llevan alimentos sanos, docentes y alumnos van conociendo y experimentando platos que ellos mismos prepararon. Además, trabajamos para que los estudiantes estudien rótulos, conozcan ingredientes, vitaminas e identifiquen si el alimento es sano, asociando las vitaminas a los colores y a las necesidades del organismo.

Nada de eso tendría buen resultado si no tuviéramos un socio comprometido con la calidad y la alimentación sabrosa y equilibrada.

La Voilá tiene el objetivo de ofrecer una comida deliciosa, sana y nutritiva, preparada dentro de las normas de las buenas prácticas, con ingredientes, frutas y verduras frescas y de calidad.

El menú es variado, con recetas modificadas para ampliar el valor nutricional, sin dejar de lado la preferencia de los niños - espaguetis a la salsa roja pomodoro y setas producidas en el Colegio - pasta hecha de calabaza y salsa con 100% de ingredientes frescos - tomate, ajo porro, tomillo y albahaca.

Otro ejemplo es la minipizza de mozzarella. La masa se prepara añadiendo calabaza para aumentar el valor nutricional. La hamburguesa de carne bovina con zanahoria rallada y quinua es muy sabrosa y nutritiva. Y aún el minipan de patata dulce, la tapioca con harina de linaza, el espagueti de zanahoria y guisantes entre varias otras creaciones.

Ofrecemos orientación nutricional a los niños para el desarrollo de un hábito alimenticio sano a través de dinámicas, murales y presentaciones lúdicas. Esta propuesta se desarrolla en asociación con pasantes del curso de Nutrición de la Universidad de Brasilia y de la Universidad Católica de Brasilia, bajo la supervisión de nuestras nutricionistas y docentes de las respectivas universidades.